Nicolas Ghesquière sucede a Marc Jacobs en Louis Vuitton

nicolas_ghesquiere_louis_vuitton_trendy_jungle

Como lo anunciara hace un mes atrás la propia Grace Coddington en su Facebook, Louis Vuitton confirmó, desde su cuenta de Twitter, la incorporación de Nicolas Ghesquière como nuevo director creativo. Apenas un mes después de la despedida de Marc Jacobs, quien tras 16 años de trabajo en la maison, fue el encargado de posicionarla como una de las marcas más deseadas del planeta, despertando fervientes masas hasta su sede de Champs Elysees.

“Louis Vuitton ha representado para mí el símbolo del lujo, la innovación y la exploración. Me siento muy honrado por la confianza que se ha depositado en mí en esta misión y muy orgulloso de formar parte de la historia de esta gran casa. Compartimos valores y una visión. Estoy ansioso por formar equipo. Juntos construiremos el futuro de la firma, mientras preservamos su valiosa herencia” manifestó Nicolas Ghesquière en el comunicado oficial emitido ayer por LV.

Pero Ghesquière hizo lo propio en Balenciaga, cuando hace 15 años -con 25 recién cumplidos- se hizo cargo de la firma de herencia española, conviertiendo en tendencia todo lo que tocaba: desde lanzar el frenesí por los it bag con su motorcyle (antes conocido como Lariat) a la reivindicación de las hombreras, incluso despertando pasiones por sus sandalias gladiador hasta la rodilla.

Su célebre it-bag Motorcycle

Su célebre it-bag Motorcycle

El anuncio de su incorporación a Louis Vuitton es curioso, ya que coincide casi con el primer aniversario de su salida de Balenciaga. Ghesquière abandonó la firma del grupo Kering el 5 de noviembre de 2012 dejando a gran parte de la industria atónita y después de 172 meses de intenso trabajo, 31 participaciones en diversas semanas de la moda, 161 nuevos puntos de venta en todo el mundo y dos nuevas fragancias. Tras un riguroso silencio de casi nueve meses, dio su versión de la despedida desde la portada de la revista de tendencias 032c, lo que le costó una demanda del grupo Kering por romper los términos de confidencialidad de su contrato.

En Louis Vuitton lo recibieron con los brazos abiertos y desde el comunicado oficial anunciaron: “Él aportará una visión moderna y creativa a las colecciones femeninas de la casa, trabajando en los valores de refinamiento, savoir faire y extrema calidad que son el corazón de Louis Vuitton desde 1854″.